Un poco de historia

No existiendo un liceo católico para las jóvenes en la zona y respondiendo al insistente pedido de los padres de las alumnas del Colegio San José y del Obispo Auxiliar de Montevideo, se inicia el liceo Dr. Andrés Pastorino, en forma dependiente del mencionado Colegio de Colón. Es el 1 de enero de 1971.

Por este año funciona en un local de la Primaria. Comienza con un grupo de 41 alumnas en 1er año y un grupo de 2do año.

En marzo de 1972 las clases siguen funcionando en el Colegio San José mientras se inicia la construcción del nuevo local liceal en la calle Carve 5652 entre Avda. Eugenio Garzón y Eduardo Raíz, en un predio donado por la familia del Doctor Andrés Pastorino.

En abril de 1974 abre sus puertas la nueva construcción que se ha ido realizando con mucho sacrificio.

Aún no está totalmente terminado. Será en marzo de 1975, fecha en la cual el Sr. Obispo Auxiliar de Montevideo Mons. Andrés Rubio bendice la capilla y la nueva casa. En 1977 se habilita el bachillerato diversificado.

Hoy en el Instituto existen cursos de ciclo básico de educación secundaria y bachillerato diversificado en todas las opciones. La propuesta formativa incluye formación cristiana, educación sexual, grupos asociativos y de crecimiento en la fe, actividades deportivas, culturales y de tiempo libre.

Datos biográficos del Dr. Andrés Pastorino Parma

Nació en Colón el 29 de Octubre de 1898 en Avda. Garzón y Cno. Colman. Fue el tercero de 5 hermanos. Educado desde niño en el Colegio Pío.

Inteligente, travieso y jugetón, quedan muchas anécdotas de sus años de Colegio. Estudió luego en la Facultad de Medicina y el 8 de Mayo de 1925, el Dr. Elías Regules firmaba como rector su título de Médico y Cirujano.

Conservó siempre los rasgos de la Educación Salesiana que recibió: alegre, vivaz, simpático, solidario y con cualidades de líder. Se destacó por su confianza en María Auxiliadora a la que siempre sintió Madre.

Fue también deportista, llegó a ser presidente de un club de fútbol (Racing). Jugaba con entusiasmo al frontón, bochas y paleta.

Junto a Albérico Passadore y otros amigos fue fundador del Club Olimpia, facilitaba el uso de la cancha de basketball por un alquiler ínfimo en terrenos que le pertenecía y después su familia donó para el Liceo que lleva su nombre.

Como médico se destacó desde estudiante por su intuición u “olfato clínico”, con aciertos nada fáciles en épocas en que la medicina contaba con poquísimos adelantos.

Fue Presidente-Fundador de la Cooperativa Nacional de Productores de Leche (CONAPROLE). Organizó en varias y sucesivas presidencias la principal industria láctea del país. A través de sus productos pasteurizados salvó a la vida de centenares de niños que morirán de enfermedades intestinales.

Con un grupo de amigos formó la APAC (Asociación de padres de alumnos de colegios católicos) para defender la enseñanza católica de una época de agresivo laicismo contra la escuela privada.

Su granja y cabaña en Rincón del Pino fue también un aporte al progreso del país que tanto amó. Fue también un sembrador de amistad, de alegría y de espíritu de familia entre el personal y el vecindario de Rincón del Pino, haciendo honrar al espíritu salesiano en el que se había educado.

Toda su vida estuvo marcada por ese amor a la Auxiliadora. Un día el mismo dijo a sus hijas: “Yo, a la Auxiliadora no le puedo negar nada”. Y el 8 de Julio de 1960 fue a gozar junto a ella.

Extracto de biografía proporcionado por la familia


Warning: implode(): Invalid arguments passed in /home/hmariab/public_html/wp-content/plugins/formcraft3/formcraft-main.php on line 1004